Quienes Somos

Logo de la IEL-P

MISIÓN:

Evangelizar y discipular, mediante la difusión y enseñanza de la Palabra de Dios, siendo Luz y Sal de la sociedad.

VISIÓN:

La IEL-P al 2021 es una iglesia misionera, autosostenida y comprometida con la Misión Integral para la humanidad.

 


La Iglesia Luterana es la iglesia evangélica con la historia más antigua. Fue establecida en el siglo XVI como una protesta contra la práctica y la doctrina de la iglesia católica. Por esta razón se dice que la iglesia es evangélica y protestante. También puede llamarse católica.

 EVANGÉLICA, porque predicamos el evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Este evangelio se resume en las palabras de San Juan 3:16: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito,  para que todo aquél que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna”. De éste y muchos otros versículos de la Biblia, la iglesia luterana enfatiza tres  verdades, que constituyen el centro de nuestro mensaje:

Primero, “sólo la Biblia”. Esto subraya que el único fundamento para la doctrina de la iglesia es la enseñanza contenida en la Biblia.

Segundo, “sólo por gracia”. Esto quiere decir que Dios nos da su perdón gratuitamente. Ninguna persona puede merecer la salvación, ya que ésta es un regalo de Dios que nos fue concedido por medio de la muerte y resurrección de Jesús. “Todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios, y son justificados gratuitamente por su gracia", mediante la redención que es en Cristo Jesús” (Romanos 3:23-24; Efesios 2:8).

Tercero, “sólo por fe”. Esto significa que sólo la fe puede salvarnos. No las obras, ni nuestras oraciones ni otras acciones pueden darnos paz con Dios. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 5:1).

PROTESTANTE, porque la iglesia “protesta” contra diferentes creencias y prácticas de la iglesia católica. La palabra protestar significa originalmente “dar testimonio a favor de”. La iglesia luterana da testimonio a favor de la Biblia para que podamos tener una doctrina de acuerdo con la Biblia.

La iglesia fue fundada en el siglo XVI por Martín Lutero (1483-1546). Él fue un sacerdote católico que tuvo discrepancias sustanciales con diferentes aspectos de la doctrina de la iglesia católica. Por eso primeramente trató de influir para cambiar aspectos determinados de la iglesia católica, pero como resultado fue excomulgado por ésta. 

CATÓLICA, porque esta palabra significa originalmente que la iglesia es “universal”. La iglesia luterana es una parte de la iglesia universal, que ha existido desde el primer domingo de Pentecostés hasta nuestros días. 

La iglesia luterana acepta como expresiones válidas las Confesiones de los primeros siglos, como lo hace por ejemplo la iglesia católica y la mayoría de los pentecostales. Creemos que el Credo Apostólico, el Credo Niceno y el Credo de Atanasio son resúmenes correctos de los fundamentos de la fe bíblica.

Cuando Lutero explicó la verdadera doctrina bíblica, resaltó el hecho de la continuidad de la iglesia primitiva. Recurriendo a la Biblia misma como fuente, demostró que la iglesia católica de esos años se había desviado de dicha continuidad histórica.  Por eso creemos que la iglesia luterana en realidad no está fundada en ni por Martín Lutero, sino que es únicamente resultado del mensaje de la Biblia.

LUTERANA, porque creemos tal como Lutero ha enseñado, que toda doctrina y toda práctica necesitan ser probadas a la luz de la autoridad de la Biblia. Esto no significa que creamos que Lutero siempre tuvo la correcta interpretación de la verdad. Hay ejemplos en que Lutero dijo cosas que no creemos ni aceptamos. Esto implica que necesitamos corregir a Lutero en los puntos donde él se equivocó.

La iglesia Luterana cree que las Confesiones redactadas por Lutero y otros luteranos de ese tiempo presentan la verdad de la Biblia. Por eso estas confesiones representan en la iglesia luterana asimismo una base doctrinal.

La iglesia Luterana tiene dos sacramentos: el bautismo y la santa cena, ya que sólo ellos fueron instituidos por Jesucristo. Bautizamos a niños porque creemos que los niños tienen el pecado en su corazón y necesitan recibir la salvación. Pero en  ambos sacramentos resaltamos que necesitan ser recibidos por fe ya que estos no son mágicos.

Lo más importante en un culto luterano es la prédica, porque la Palabra de Dios es lo único que puede darnos la fe que nos salva: “la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” (Romanos 10:17).

Fecha: Aug 13, 2015 Nro de Vistas: 271