DISCURSO POR EL DÍA DE LA REFORMA 2019

DISCURSO POR EL DÍA DE LA REFORMA

 

Que alegría poder reunirnos para compartir en comunidad y celebrar juntos dos eventos como son, el día de la reforma (502 años) y el aniversario de la Institución Educativa Diego Thompson (27 años).

Para resumir lo que recordamos en el día de la reforma. Un 31 de octubre de 1517, Martín Lutero, colgó sus 95 tesis en la puerta de la iglesia de Wittenberg. El tema central de las tesis publicadas fue que: Somos justificados de nuestros pecados a través de la fe por la gracia de Cristo.

Lutero observó que la Iglesia había olvidado el mensaje del evangelio de Jesucristo porque, en aquellos días, la Iglesia enseñaba que el perdón y la salvación de Dios se podían obtener a través de buenas obras.

La iglesia comenzó a vender indulgencias y recaudar dinero para construir la Basílica de San Pedro, en Roma; para Lutero todo esto era contrario al evangelio, porque el evangelio enseña que somos personas amadas por Dios, personas que somos recibidas por gracia, por la fe en Jesucristo; no por nuestras buenas obras o la ofrenda de dinero.

La salvación de Dios no se vende ni se negocia. Dios extiende su amor y gracia abierta y libremente para todos. Desafortunadamente, este mensaje encontró oposición entre los líderes de la Iglesia. Lutero y las personas que estuvieron de acuerdo con este evangelio fueron excomulgados, expulsados ​​de la iglesia, esto resultó en la división de la Iglesia entre católicos y evangélicos.

El único propósito de Martín Lutero era recordar que la salvación está en Jesús y que se debe proclamar el evangelio con total libertad y que esté al alcance de cada persona.

Desde el tiempo de la reforma hasta ahora, muchas personas han podido cambiar sus vidas por la predicación del evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

Nosotros, como descendientes de la reforma, hacemos bien en recordar la acción de Dios al usar a Lutero como un instrumento para difundir el evangelio de Jesucristo. Hacemos bien en celebrar el Día de la Reforma, no para exaltar a Lutero y la historia de la iglesia en el siglo XVI. Celebramos la Reforma para anunciar que incluso hoy, Dios continúa actuando, reformando su iglesia y promoviendo su salvación en el mundo.

Porque como la iglesia de la época de Lutero, también corremos el riesgo de olvidar quiénes somos, olvidando nuestra razón de ser como iglesia cuya base es la predicación del evangelio de Jesucristo para la salvación del hombre pecador.

Juan 3: 16 “Porque de tal manera amo Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito para que todo aquel que en él crea no se pierda más tenga vida eterna”. Éste es el evangelio que recordamos, que debemos proclamar a todo el mundo.

Todos los miembros de la Iglesia Evangélica Luterana – Perú, tenemos que recordar el compromiso y tarea que asumimos como iglesia, y así se escribe en nuestra MisiónEvangelizar y discipular, mediante la difusión y enseñanza de la Palabra de Dios, siendo Luz y Sal de la sociedad”.

Fecha: Oct 31, 2019 Nro de Vistas: 43